sábado, 10 de diciembre de 2011

De a conocer las Buenas Nuevas y este alerta a la testificacion informal






Hay quienes están llegando a conocer la verdad de Dios al comunicarse con parientes, amistades, compañeros de trabajo, vecinos y otros. Por ejemplo, en un grupo de 238 Testigos bautizados, 40 por 100 había aprendido la verdad de la Biblia mediante la testificación informal. Por supuesto, ésta no debería reemplazar el ministerio del campo, el participar con regularidad en la actividad de testificar de casa en casa y hacer revisitas, y así por el estilo. (Hechos 5:42; 20:20.)


No obstante, Jesús, “el testigo fiel y verdadero”, es un excelente dechado para nosotros en lo relacionado con la testificación informal. Por ejemplo, “al ir pasando” por cierto lugar, Jesús vio a “un hombre cuyo nombre era Mateo sentado en la oficina de los impuestos” y habló con él, y obtuvo buenos resultados (Mateo 9:9). Además, en otra ocasión, aunque estaba cansado, Jesús aprovechó la oportunidad de hablar sobre la verdad con una mujer que fue al pozo de Sicar a conseguir agua. Aquella conversación resultó en que muchos samaritanos pusieran fe en Jesús como el Mesías. (Juan 4:5-30, 39-42.)



El apóstol Pablo también aprovechó toda oportunidad de hablar acerca de la Palabra de Jehová. Cuando estuvo en Atenas, Pablo hizo esto “todos los días en la plaza de mercado con los que se hallaban por casualidad allí” (Hechos 17:17). Además, mientras estuvo bajo arresto domiciliario en Roma, el apóstol “recibía amablemente a todos los que venían a él, predicándoles el reino de Dios y enseñando las cosas respecto al Señor Jesucristo con la mayor franqueza de expresión” (Hechos 28:30, 31). ¡Ciertamente todo esto debería impulsarnos a nunca pasar por alto ninguna oportunidad de dar testimonio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS

GRACIAS