viernes, 21 de octubre de 2011

NUNCA ESTAREMOS SOLOS EN EL SERVICIO DE DIOS



Los siervos de Jehová pueden contar con Él, debido al gran amor que él tiene. Jesús les dio esta seguridad: “Porque el Padre mismo les tiene cariño, porque ustedes me han tenido cariño a mí y han creído que salí como representante del Padre.” (Juan 16:27) Los siervos de Jehová no trabajan solos. Están haciendo la obra de Dios como mayordomos de él, y siempre tienen el camino abierto para buscar la ayuda de Jehová en oración. Jesús dijo: “Si le piden alguna cosa al Padre se la dará en mi nombre.” (Juan 16:23, 24) Una vez que Jesús fuera arrestado, vendría un tiempo de dificultades para los seguidores de él, tal como él les advirtió de antemano:
“¡Miren! Viene la hora, en realidad, ha llegado, en que serán esparcidos cada uno a su propia casa y me dejarán solo; y sin embargo no estoy solo, porque el Padre está conmigo. Les he dicho estas cosas para que por medio de mi tengan paz. En el mundo están teniendo tribulación, pero ¡cobren ánimo! yo he vencido al mundo.”—Juan 16:32, 33.
¡Qué vital es recordar que no estamos solos, tal como Jesús no estuvo solo cuando fue arrestado! ¡Y qué esencial es confiar en Jehová por medio de la oración, especialmente en tiempos de tribulación o dificultad! Jesús oró fervorosa y frecuentemente durante su hora de prueba. (Mat. 26:36-46; 27:46) De manera semejante, sus seguidores nunca deben retraerse de buscar la ayuda de Jehová, sino orar a él con confianza y fe.—Mat. 7:7, 8.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS

GRACIAS